Características de un buen logotipo. Consejos imprenscindibles

 En Diseño Gráfico

El logotipo tiene la misión fundamental de representar a la empresa. De narrar su misión de forma visual, a mi me gusta pensar que un logo sirve para contar de donde viene una empresa, donde está y hacia donde quiere ir.

Es por eso que en este post vamos a repasar algunas de sus características fundamentales.

Si damos por sentado y válido que el lenguaje humano se construye de fonemas, palabras, significados y significantes, el lenguaje visual tiene su propio vocabulario igualmente, y nos servimos de él, para transmitir esa serie de valores.

En la actualidad destacar visualmente con un solo elemento como es un logotipo es complicado con tanta multiplicidad de impactos en nuestro día a día.

Para conseguir destacar muchas campañas de comunicación apuestan por la transgresión, pero ese valor no es válido para todas las empresas o instituciones.

En todo caso, otra de las vías, y casi inagotables, es la originalidad, aunque un logotipo debe ser no solo original, sino cumplir una serie de requisitos, porque es, entre otras muchas cosas, una herramienta de trabajo.

Con esta serie de consejos queremos ayudarte a construir un logotipo perfecto, siguiendo algunas de sus características fundamentales

Características de un logotipo

La identidad visual de AIIA Consultores muestra su deseo de dinamizar a otras empresas del sector agroalimentario

Términos que debemos diferenciar:

Imagen corporativa:

La percepción que una los usuarios tienen de una empresa o entidad. Se forma una determinada imagen metal que la identifica. La imagen corporativa se refiere a cómo se percibe. Es un diseño generalmente aceptado de lo que una compañía significa.

Identidad Corporativa:

Son las características específicas y personales de una empresa, que hacen que se recuerde de manera fácil y se diferencien de otras. La identidad corporativa o identidad visual es la manifestación física de una marca, hace referencia a los aspectos visuales de dicha identidad.

Manual de Identidad Corporativa:

El manual de identidad corporativa es un documento en el que se diseñan las líneas maestras de la imagen de la compañía, servicio, producto o institución. Describe las normas que regulan el uso y aplicación del logotipo en el diseño.

Debe describir los usos correctos e incorrectos, así como mostrar las distintas posibilidades del logotipo en concreto.

Logotipo o marca:

Es el conjunto de los diferentes elementos que componen la identidad visual de una entidad. El logotipo es un elemento gráfico que identifica a una empresa, un producto comercial, un proyecto, o en general, a cualquier entidad pública o privada.

Símbolo o Isotipo:

Se trata del elemento que simboliza a la entidad y la identifica. Se refiere a la parte o más reconocible de la disposición espacial en diseño de una marca. Es la imagen o sintetización que visualmente se intenta hacer de los valores, personalidad, carácter y principios de una institución.

Tipografía corporativa:

Es la fuente que se utiliza para la empresa, el tipo de letra que se emplea en los documentos y mensajes que genera una entidad. Una tipografía corporativa que ya se ha asociado a una marca aporta homogeneidad y armonía a todos los soportes, contribuye al reconocimiento de la empresa y crea una identidad.

 

Los logos son una de las fuentes fundamentales del diseño gráfico. Son un arte en si mismo, una mezcla de arte y funcionalidad que precisan de un equilibrio, en ocasiones, complicado.

Un buen diseñador de logotipos debe crear una pieza que represente a la perfección los valores de una marca y que adicionalmente pueda funcionar en cualquier soporte, es un trabajo que puede llevar meses, y en los que cada detalle importa.

Es por esto que debemos tener por un lado el concepto creativo, el cual obtendremos fruto de entrevistas y briefing con el cliente. Una vez resuelta esta parte, que ya de por si es complicada, estaremos preparados para adaptar visualmente nuestra pieza dentro de una serie de cualidades.

Estas son las características que debe tener un logotipo. Seguir estos breves consejos esenciales puede ayudarnos a obtener un gran resultado final:

1. Lo Simple se ve más

Recurrentemente he encontrado clientes que quieren proyectar para su marca elementos gráficos enrevesados, llenos de color, de formas que evoquen de forma directa, y no sutil, la actividad de su empresa. Grave error.

Un logotipo debe ser simple, pero ¿por qué? Lo simple es más fácil de recordar. Es un espacio publicitario cualquiera, una valla de carretera por ejemplo, el ojo de un espectador recorrerá toda la información en apenas dos o tres segundos.

Si la información es mucha, la identidad visual es compleja, la disposición de elementoses caótica, etc… Nuestro impacto será prácticamente nulo y habremos fracasado.

Debemos dar facilidades al espectador y la simpleza es una forma maravillosa de difundir nuestro mensaje.

Es una de las claves para un buen logotipo, ya que esto también permitirá que se pueda adaptar a más soportes y fondos. Hacerlo sencillo hará más factible la versión en negativo del logo (colores opuestos), para que llegado el caso se pueda plasmar en cualquier color con más facilidad.

2. Profesionalidad

Un logotipo debe ser realizado un profesional y esto no es ego de diseñador gráfico, es una pura verdad.

La misión de un logo es clave en su empresa. Habrá empresas que precisen más de tener logo, otras menos, pero necesitar es necesario para todas, y es el logo quien debe contar al público que hace usted y cómo lo hace. Un logotipo mal hecho transmitirá una imagen de que sus productos son malos. Es así de sencillo y rotundo.

Aparte está la cuestión de como elaboramos el logotipo a nivel técnico: es necesario que sea vectorial para poder adaptarlo a cualquier entorno sin que pierda calidad y que tenga asignadas las tintas PANTONE que consideremos oportunas.

logotipo-profesional

El nuevo logo de Medical Admens no solo es más bonito, sino que permite aplicarlo en diversos soportes con una legibilidad más alta

3. Capacidad de ser un Icono

El logo debe orientar fácilmente al espectador sobre la función que realiza la empresa. Por ejemplo, el sector sanitario es asociado históricamente con el color verde. Si tenemos que desarrollar una identidad visual para una empresa de suministros de material odontológico podemos valernos del uso del color verde en según que elementos para facilitar al espectador dicha información.

Debe mantenerse al margen de las modas, puesto que debe ser perdurable en el tiempo, y no quedarse obsoleto dos o tres años después de haber sido diseñado y lo ideal es que llegue a convertirse en un icono en su sector.

Esto depende no solo de la buena pericia del diseñador, que si, que está claro que es fundamental, pero también influye el buenhacer de la empresa y su inversión en canales de difusión.

Por supuesto que la belleza es un factor clave. Creo en que toda la disciplina de diseño es una continua lucha en búsqueda de lo bello, pero el diseñador debe considerar diversos aspectos, no solo el de hacerlo bonito, o resultón, como muchos clientes quieren que sea su imagen visual: “muy llamativa”.

En según que categorías de negocio realizar un logo llamativo puede resultar contraproducente, poniendo un ejemplo muy extremo: en una funeraria, por ejemplo.

4. Adaptable

Cuando decimos que un logotipo debe ser una herramienta de trabajo, es porque un logo se aplica en diversos formatos y soportes: cartelería, ropa laboral, tarjetas de visita, dossieres, páginas web, etc… Esto es algo que un diseñador de logotipos sabe perfectamente:

El logo debe estar preparado para ser expuesto en infinidad de sitios y debe ser visible en todos ellos. Para lo cual, es importante que haya sido desarrollado por un profesional, que habrá tenido en cuenta todos estos aspectos.

5. Versión del logotipo en negativo

Como ya hemos comentado anteriormente, un logo ha de ser sencillo para que se reconozca a golpe de vista, pero esta no es la única razón. Un logotipo con formas y colores más modestos permitirá crear la versión negativa, fundamental actualmente debido a la multitud de soportes con los que nos encontramos.

De nada serviría tener un logotipo si solo podemos mostrarlo en fondos con colores claros, o viceversa. La versión negativa del logotipo permite aumentar las posibilidades.

6. ¿Lettering, símbolo, o ambos?

Normalmente un logotipo consta de un nombre y un símbolo. Hay empresas que optan simplemente por poner el nombre con una tipografía que se identifique con su marca y otras por el contrario solo quieren el símbolo. Para esto último la marca debe ser muy conocida, o en caso de que sea algo incipiente, necesitará de una gran campaña de publicidad. Lo ideal es que incluya las dos cosas, pero esto dependerá de cada caso en concreto y de los objetivos del cliente.

7. Receptivo a los cambios

Debes mantener la mente abierta y mostrarte receptivo a los cambios que debe experimentar tu logotipo a lo largo del tiempo. No se trata de cambiar tu identidad visual corporativa cada x meses, en absoluto.

Los cambios del logo a los que nos referimos tienen que ver con la adaptación a las diferentes tendencias: ha de ser contemporáneo, si no tiene un estilo actual, te posicionarás en la mente del cliente como una empresa anticuada.

Observa las tendencias y los logotipos de tu competencia, eso te ayudará a hacerte una idea. (Eso sí, no intentes imitar su idea). En todo caso serán cambios sutiles, simplemente con el objetivo de mejorar, pero la esencia debe seguir siendo la misma, a no ser que sea necesario un reposicionamiento por algún motivo.

8. Original, pero con sentido

Un buen logotipo representa a una empresa o marca, pero no tiene que plasmar una imagen exacta de lo que vendemos (el logotipo de Audi, no es un coche ¿verdad?).

Para ver cuál es la imagen que debe representar tu marca haz un pequeño brainstorming pensando en los valores de tu empresa, tu misión, lo que ofreces a tus clientes potenciales…

No debemos ser predecibles con nuestra identidad visual corporativa pero sí debe de guardar relación con las actividades que realizamos y lo que somos. Siendo originales y simbólicos con el logotipo conseguiremos que sea fácil de recordar.

9. Atemporal

El logotipo ha de ser atemporal dentro de lo posible. Esto quiere decir que si este año se llevan los estampados florales o el azul con líneas blancas, no debemos incluir estos elementos. Debe ser actual, eso sí, pero sin dejarnos llevar por tendencias pasajeras.

Todo logo tiene la necesidad de ser re-estilizado con el tiempo, pero sin necesidad de cambiarlo al 100%.

¿Quieres mejorar tu imagen de marca?

Publicaciones Recientes
Showing 3 comments
    pingbacks / trackbacks

    Dejar un Comentario

    ¡Pide por tu boca!

    ¿Dudas? ¿Más información? Necesitas afrontar tu proyecto pero necesitas un impulso, ¡eso se puede solucionar escribiendo aquí! :)

    Not readable? Change text. captcha txt