Sampron & Andermatten

Briefing de Cliente: Necesidades

Cuando los doctores neurocirujanos Nicolás Samprón y Joaquín Andermatten contactaron con nosotros, su objetivo era desarrollar su branding a través de un proyecto de identidad visual corporativa y un sitio web.

Como pareja profesional, una vez realizado el breafing, nos evocaban un amplio sentido por la excelencia, compromiso altísimo por resolver sus casos clínicos y un sentido empático muy marcado, con un afecto por sus pacientes que nos resultaba entrañable. Dos grandes profesionales con una enorme calidad humana.

En conjunto, valoramos que ambos representaban dos fuerzas duales en perfecto equilibrio; uno más dinámico y otro más sereno. Y que compartían un fuerte sentido por la elegancia sin resultar inaccesibles.

Viaje al Japón del periodo EDO

Esa combinación de valores nos hizo conectar la marca con la iconografía propia de un país como Japón. Tan capaz de crear preciosas armaduras de guerreros samurais como adorar lo delicado y efímero de las flores del cerezo.

Ese equilibrio entre la fiereza del guerrero y lo delicado nos hizo entender que la marca podía nadar bien en esas aguas y fue fruto de inspiración para nosotros.

Esencialmente, nos circunscribimos al periodo EDO (también conocido como periodo Tokugawa), que abarca desde 1603 a 1868. Un espacio de tiempo en el país se auto impuso el aislamiento con respecto al exterior, teniendo muy pocas relaciones con otros países.

Uno de los países con los que sí tuvieron relación fue Países Bajos, con el cual hubo un notable intercambio cultural y comercial, desde donde se introdujeron libros de medicina.

Lluvia de Ideas: Influencia

De esta cultura nos llamó mucho la atención que después de una intervención de cráneo a los pacientes se les introdujese en el orificio una flor de cerezo.

Las flores de cerezo (o Sakura) es uno de los símbolos principales de la cultura japonesa. Representan la belleza de la naturaleza y lo efímero de la vida, lo cual es interpretado por la cultura japonesa, no como algo meláconlico, sino como algo gozoso.

Nos parecía un símbolo con un significado precioso que bien podía sustentar la base de nuestro proyecto. Adicionalmente, la Sakura representaba para los samuráis la sangre derramada durante la batalla.

Esta clase militar se produjo alrededor del siglo X y se convirtieron en una élite militar que mantuvieron el control del país durante siglos. Siendo especialmente predominantes durante el periodo EDO.

El origen etimológico de la palabra parece derivar del verbo samurai, que significa «servir» y no era empleado por su carácter marcial, sino por su significado de servidumbre en tareas domésticas relacionadas con los ancianos.

La marcialidad del guerrero samurai, con sus majestuosas armaduras y las fabulosas crestas, nos parecían que transmitían perfectamente la identidad de los doctores Nicolás Samprón y Joaquín Andermatten. Rigor y elegancia.

Además, los samuráis son conocidos por su famoso Bushido, el código del guerrero. El cual lo constituyen los valores de Gi (Justicia), Yu (Coraje), Jin (Compasión), Rei (Respeto), Makoto (Honestidad), Meiyo (Honor) y Chugi (Lealtad).

Especial interés sentimos hacia las cretas de los cascos en las armaduras, el cual representaban al clan correspondiente, con una iconografía variadísima y muy rica.

También nos pareció muy relevante el símbolo de la grulla. Un ave zancuda que vive alrededor de 40 años, por lo cual es asociada a la longevidad. Además es conocida por su fuerza a la hora de defender sus nidos ante otros depredadores como el cuervo o el águila.

Pero el significado de la grulla se extiende en pleno siglo XX a través de la historia de Sadako Sasaki. Una niña que cuando tenía 2 años de edad vivió el lanzamiento de la bomba atómica de Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial. A pesar de que su hogar se encontraba a kilómetros de la “zona cero”, enfermó gravemente de leucemia 9 años después debido a la alta radiación a la que estuvo expuesta.

Mientras estaba internada en el hospital tratando de recuperarse, una amiga de Sadako le contó una antigua leyenda que narraba que aquella persona que fuera capaz de hacer 1.000 grullas de papel en origami, recibiría la bendición de una grulla alcanzando larga vida o la recuperación ante una grave enfermedad. Con esta luz de esperanza la niña comenzó a manufacturar todas las grullas posibles con todos los tipos de papeles que estaban a su alcance, pero lamentablemente sólo logró construir 644 grullas antes de fallecer.

La pequeña Sadako Sasaki se transformó en un símbolo de la esperanza y tres años después de su muerte se erigió un monumento que representa a Sadako sosteniendo sobre su cabeza una gran grulla de origami. Este homenaje póstumo se encuentra ubicado en el Parque de la Paz de Hiroshima y cada año llegan a sus pies miles de grullas de papel elaboradas por niños japoneses, las cuales se han transformado en un mensaje de paz y esperanza para el mundo.

Esta conmovedora historia nos parecía un vehículo fenomenal sobre el que construir la identidad de la marca: elegancia, lealtad, honor, paz y protección a los más débiles.

Aunque no hemos usado su obra directamente, si cabe destacar que durante el periodo EDO vivió el ilustrador más afamado de Japón: Hokusai. El cual, si nos ha influido notablemente a la hora de configurar el proyecto.

Identidad Visual Corporativa

Con las ideas expuestas presentamos tres propuestas a los doctores sobre las cuales construir nuestro proyecto. Y la elegida finalmente fue la representación de la grulla.

El logotipo se construye en base a la grulla. La grulla en Japón es un ave venerado: elegante, considerado un animal protector de la familia y portador de buena fortuna debido a su agilidad y fuerte reacción ante el peligro.

La figura de la grulla representada en esta identidad guarda en su interior una columna vertebral que se asemeja más a la de un ser humano, buscando combinar estos dos factores en un mismo símbolo.

La tipografía principal se trata de una fuente con serifa que connota elegancia, sofisticación. Esta se acompaña con una fuente secundaria de palo seco para crear un contraste visual y que aporta modernidad y cercanía.

Los colores corporativos son una triada de azules que crean armonía. Todos ellos aportan estabilidad, serenidad y confianza a la marca. También individualmente transmiten valores que se complementan: el más luminoso da notas de frescura y juventud; mientras el más oscuro transmite formalidad y elegancia.

Página Web

Con los conceptos propuestos decidimos desarrollar el sitio web manteniendo ese gusto por lo delicado, la elegancia y la armonía, junto a una experiencia de usuario entretenida que permite al usuario consultar la amplia gama de contenidos sobre patologías y técnicas médicas que ofrece el sitio web.

Dejar un Comentario

¡Pide por tu boca!

¿Dudas? ¿Más información? Necesitas afrontar tu proyecto pero necesitas un impulso, ¡eso se puede solucionar escribiendo aquí! :)

Send this to a friend