Marketing online para coachs: por dónde empezar

Cuando tu producto eres tú: cómo enfocar tu actividad de coaching

La importancia de una buena estrategia de marketing online es indudable a día de hoy. Seguramente tengas contactos, actividades y relaciones profesionales que has construido impulsadas por tus redes sociales. ¿Esa compañera de la facultad que se fue a Madrid mientras tú te quedaste en Valencia?

Tal vez no hayáis mantenido mucho contacto en persona, pero has logrado seguir su actividad y puede que realizarle algunas consultas, o coger algunas ideas gracias a sus publicaciones en redes. Probablemente, a ella le sucede igual contigo.

¿El compañero de la cena fin de curso en el que fuiste ponente?

Gracias a la fotografía en la que fuisteis etiquetados, ya puedes acceder a él y optar a colaboraciones juntos. Estas situaciones te suenan, ¿verdad?

Cada día nos vendemos. Cada día nos exponemos a cientos o miles de personas que pueden ver la información que damos al mundo, o nuestra respuesta a su información.

Es un currículum que actualizamos de manera constante, una forma de vendernos a los demás como buenos amigos, buenos amantes, buenas personas o nuestra forma de entender la vida.

En la gran mayoría de casos, cuando se busca vender en internet, existe un perfil personal y un producto al que la persona debe adaptar su perfil: el vendedor de libros debe versar su actividad sobre sus libros; el diseñador gráfico, sobre su portfolio de trabajos.

Esto implica un trabajo extra de vender no solo su personalidad, sino también de vender su producto y la personalidad de este (que no tiene por qué coincidir con la del autor) a aquellos que dispuestos a pagar por él.

Pero el coach juega con ventaja en este campo: en el marketing online para coachs, el producto no es su libro, ni su charla, ni sus sesiones. El producto es el coach.

Parece mentira que una persona pueda ser su propio producto, pero así es. En el boca a boca, te interesa oír tu nombre seguido de frases como “es muy bueno”, “¿has visto lo que hace? Deberíamos ir a una de sus charlas” o “a mí me ayudó, te lo recomiendo”.

El coach no vende una charla o una sesión, se vende a sí mismo.

Es su nombre el que debe ir asociado a palabras como “bienestar”, “seguridad” o “vocación”. Es su nombre el que debe evocar motivación y esperanza en aquellos que requieran de sus servicios. Por eso, el coach es aquella persona que realiza profesionalmente aquello que todos hacemos a diario sin saberlo: venderse a sí mismo.

Visto así, seguro que ya no suena tan imponente. Un ejemplo de esto lo tenemos en Risto Mejide, influencer, escritor y presentador cuya habilidad está en venderse no como profesional, sino como a su propio personaje:

a Risto no se le contrata por su habilidad en la comunicación, sino por el efecto de su presencia.

1. Define cuál es tu objetivo como coach

¿Cómo te vas a vender? Está claro que tus publicaciones en Facebook a familia, amigos y conocidos que llevas años sin ver no te van a salvar la vida, y que tu página con 185 me gustas te ha dado algo de visibilidad, pero no ha supuesto ningún cambio en tu vida.

El marketing, como todo, consiste en realizar una serie de acciones para un beneficio tuyo. ¿Qué es exactamente lo que buscas? Como coach, puede que te plantees distintos tipos de actividades, como por ejemplo:

  • Vender un curso online o libro, al estilo de Sergio Fernández Coach.
  • Encontrar clientes para sesiones privadas, ya sean online o en un lugar físico, como el psiquiatra Iñaki Vázquez.
  • Dar charlas o talleres de coaching orientados a un colectivo en el que te has especializado (artistas, personas desempleadas, personas con crisis motivacionales, etc.), como los impartidos por el Instituto Superior de Coaching de Barcelona.

O, tal vez, alguna de estas cosas es la principal y las demás las quieres de apoyo, como podría ser el caso de un profesional que busca clientes para su consulta privada pero está escribiendo un libro y quiere promocionarse dando charlas en centros.

Sea cual sea tu orientación, debes saber qué parte de ti quieres ofrecer a los demás y buscar la forma de asociarte a ella. Si se trata de vender tu libro o talleres online por los que la gente quiera pagar, habrás de centrar tu actividad en favorecer que la gente tenga tan buena imagen de tu libro o taller como para prestarte atención cada vez que vean tu cara o lean algo que hayas escrito.

Y, si tienes esto claro, es hora de convertirte en tu propio community manager (o contratar uno) y lanzarte manos a la obra.


2. Convierte las típicas técnicas de marketing en técnicas de marketing online para coachs

Esto es una buena y mala noticia al mismo tiempo: no existen fórmulas mágicas. La parte buena es que encontrarás algo único que será la fórmula de marketing que funcionará para tí. La parte, para algunos, menos buena, que no podrás seguir un guión preestablecido para lograr tus objetivos.

Encontrarás miles de cursillos sobre promoción online para coachs y para cualquier cosa que se te ocurra. Buceando un poco, descubrirás que son sospechosamente parecidos.

La moraleja de esto es que lo básico sirve para todo el mundo y eso facilita mucho tu entrada al mercado online, pero que deberás ser tú, con tu creatividad y tu “producto único” quienes le des ese toque especial que te haga resaltar sobre el resto.

  • Haz una página web.Existe. Un perfil en una red social solo existe en esa red social. Una página web existe en toda la red. Existen tantos diseños web para coachs como coachs que los requieran, y podrás encontrar uno que te represente por completo. Tal es el caso de Diego Jiménez, coach que promueve su espectáculo a la vez que sus servicios como profesor.

Una web óptima es crucial y, para que sea óptima, es indispensable tener en cuenta aspectos como un diseño web adaptado a coachs, adaptación al canal móvil, su velocidad de carga, sus apartados (contacto, información sobre ti, tus servicios…) y sus palabras clave.

Parecen muchos datos (y lo son), pero todos encajan con más facilidad de la que podría parecer. Tenemos otro artículo donde hablamos más extensamente de esto aquí. Pero una página web no es solo una tarjeta de visita o un escaparate con lo que puedes ofrecer.

También es una tienda, es el lugar donde te presentas y haces a los demás quedarse contigo.

Pero para atraerlos, necesitas realizar un buen marketing online para coachs. Y ese marketing implica provocar interés en tu web.

  • Haz marketing de contenidos.Una de las formas de provocar ese interés es a través del marketing de contenidos.
    Crea un blog y actualízalo. Si te resulta pesado, contrata a un experto o una agencia que pueda crear artículos especializados de SEO para coachs y colabora proporcionando contenido relevante para tu blog. Alguien que sabe mucho son los chicos de Recursos de Autoayuda, uno de los blogs de coaching y psicología en español más grandes que hay.

Recuerda que lo que se publique irá a tu nombre, y debes exprimir al máximo tus conocimientos para darte a conocer como un verdadero experto en el sector.

Actualizar tu blog de forma especializada en temas que interesan a tu público objetivo utilizando recursos como el uso de las palabras clave, te dará posicionamiento y hará que tus artículos y aparezcan en posiciones más altas en Google.

Así, si escribes (o escriben a tu nombre) un artículo sobre coaching, cuando alguien busque información sobre ello es posible que encuentre tu texto y quieran saber más sobre ti, por lo que irán a tu web y te tendrán como un referente en el campo, lo que, a su vez, aumentará tu probabilidad de conseguir clientes.

  • Crea contenido en redes sociales. Vamos, llevas un tiempo utilizándolas. Seguro que puedes aprovecharlas en esto. ¿Facebook, Instagram, Twitter? ¿Conoces algún grupo de Facebook donde entren aficionados al coaching?

¿Dónde puede haber gente con intereses en tu producto?

En las redes es fácil saltar de un contenido a otro y encontrar páginas y enlaces a lugares donde los usuarios acabamos viendo cosas que ni imaginábamos. Tanto si te buscan como si no, la probabilidad de que acaben en tu contenido es real.

Llevar redes sociales y actualizarlas cada día para que tus publicaciones no se pierdan entre toda la maraña de contenidos que aparecen en los muros es un trabajo complicado.

A veces, implica gasto en publicidad y detalles tan específicos como decidir a qué hora publicar una imagen y cuáles deben ser las medidas de esta, así que es importante saber llevar a cabo las tareas de community management o recurrir a un community manager para coachs.

 

Crea contenido audiovisual. Es la gran estrella de la promoción hoy día. También del marketing online para coachs. A la gente le encantan los vídeos, las imágenes y los gifs.

Todo es más fácil de entender con una infografía colorida o un vídeo de YouTube en el que alguien te cuente las cosas como si hablara contigo. Domingo Delgado y Erik K. Gutiérrez son ejemplos de la creación efectiva de contenido audovisual, ya que a ambos son muy fáciles de encontrar entre imágenes y vídeos cuando se busca información sobre coaching.

Debido a que este es un campo de promoción digital que todavía está en expansión, posicionarse es relativamente más sencillo y existen cosas sobre las que todavía no ha hablado casi nadie, por lo que es una opción a tener muy en cuenta y a la que los usuarios responden con facilidad.

 

  • Realiza e-mail marketing. Pero no se trata de enviar e-mails a diestro y siniestro que acaben en la carpeta de spam. Se trata de hacer e-mail marketing adaptado aquí: e-mail marketing para coachs.

En tu blog, o en tu página web, en tus redes, publicaciones en vídeo, o donde quieras, puedes ofrecer una guía o pequeño libro electrónico con unos trucos útiles para el lector. Ofrécelo en un pequeño formulario a cambio de su e-mail y su nombre.

Utilizando herramientas autorrespondedoras puedes enviar contenido al correo electrónico de esas personas que se registran en tu web, y observar sus respuestas a tus e-mails. Herramientas de estas existen unas cuantas y no son difíciles de utilizar pero, si no estás seguro, al principio también puedes hacerlo a mano o dejárselo a tu ya compañero inseparable community manager para coachs.

Con ellas, podrás ver qué e-mails abre la gente con más popularidad, si hacen clicks en una oferta de Navidad, si les gusta el nombre que has puesto al taller con letras rojas y enormes o si ni siquiera entran a tu blog a buscar más información.

Tendrás una base de datos con clientes potenciales dispuestos a recibir información sobre ti, y será tu habilidad de comunicación y tu inventiva lo que los ayudará a decidirse por ti.

Estas técnicas, si habías buscado información sobre el tema, es probable que ya las conocieras. Son comunes, son conocidas y probablemente no muchos saben aplicarlas.

Como decíamos al principio, lo importante no es cuál elegir ni saber mucho de marketing, sino tener claro qué vendes y qué quieres contar, y utilizar aquello que vayas conociendo o que te sea más cómodo para contarlo bien.

Y, cuando sea necesario, recurrir a un especialista como un community manager para coachs.

Si estás empezando, te deseamos todo el éxito y que tu estrategia de marketing online para coachs dé sus frutos. Si necesitas una manita o quieres más información, tienes nuestro blog para saber más. Y si quieres ponerte en contacto con nosotros ¡estamos justo aquí!

¿Has empezado ya en el mundo del marketing online para coachs? ¿Cómo ha sido tu experiencia? Cuéntanoslo en los comentarios.

Te puede interesar:

Dejar un Comentario

¡Pide por tu boca!

¿Dudas? ¿Más información? Necesitas afrontar tu proyecto pero necesitas un impulso, ¡eso se puede solucionar escribiendo aquí! :)

Send this to a friend